Islas cíes

Su Naturaleza

Su flora

La flora de las islas Cíes no es muy numerosa. Han sido identificadas unas 260 especies de diversos orígenes - 15 de origen americano, 4 sudafricano, 7 asiático, 2 australiano y 232 europeo -.

Las islas presentan un aspecto arbolado, toda vez que fueron repobladas sobre los años 1950 - preferentemente con pinos y eucaliptos -. Entre las especies autóctonas, cabe destacar pequeños grupos de rebollo, especie incluida dentro de la familia del roble. En las especies repobladas, nos encontramos con el Pino, el Eucalipto, las acacias, el fresno, el ciprés, y diversos frutales como el manzano, el cerezo o el naranjo.

Entre las especies de matorral, hay un claro dominio del tojo y el helecho, existiendo igualmente presencia de retama loca, jara, esparraguera, etc.

En las zonas rocosas, la altura sobre el nivel del mar determina la flora existente. En las franjas de salpicadura del mar encontramos líquenes, hinojo y perejil de mar. En los suelos de mayor altura nos encontramos con los tojales.

Su fauna

Habitan aves con residencia permanente en las islas, como la gaviota clara o patiamarilla, que constituye la mayor colonia de esta especie a nivel mundial. También el cormorán moñudo, que cría al abrigo de las furnas en voluminosos nidos.

Entre las aves con residencia temporal, están el paiño, la gaviota tridáctila, el halcón peregrino y el ratonero, el petirrojo, el mirlo, el pardillo y la paloma bravía.

Entre los mamíferos terrestres nos podemos encontrar con el conejo, el erizo, el ratón - casero y de campo - el murciélago, etc.

En fauna marina, abunda todo tipo de mariscos - mejillones, percebes, almejas, vieiras, navajas, ostras, camarones, nécoras, centollas, lumbrigante, lagosta, etc. -, también hay cantidad de cefalópodos como el pulpo, calamar, choco, etc. Y entre los pescados más abundantes están los sargos, las doradas, los salmonetes, el róbalo, el lenguado, el rubio, el besugo, el congrio, la barbada, el corobelo, el mújel, el pinto, la maragota, la faneca, el jurel, la sardina, etc.

Entre los anfibios, cabe destacar la Salamandra, y entre los reptiles el lagarto ocelado y la lagartija ibérica, el lución, el eslizón, junto con pequeñas culebras.

Sus fondos marinos

Tiene dos vertientes claramente definidas, el sector más expuesto al océano, con fondos rocosos, y el más protegido, en el que encontramos, fondos de arena y cascajo. En la franja por encima del nivel medio de las pleamares aparece un pequeño molusco gasterópodo que vive en las grietas de las rocas. En la franja entre mareas, se localizan diversas especies de algas pardas, bajo las cuales encontramos algas rojas y verdes. Entre los gasterópodos abundan los mejillones, las lapas y los bígaros, y en zonas de batientes el percebe. En la franja infralitoral (entre 25 y 30 metros de profundidad) nos encontramos bosques de algas pardas de la familia de las laminarias. En moluscos, la almeja, la vieira, pulpo, sepia, etc., en fondos de aménoras el erizo y estrella de mar, y en crustáceos, la centolla y la nécora.

(escoge opción)